Del Neurofeedback al Psicoanálisis

Quiero contaros aquí mi particular viaje desde la Neuropsicología y el Neurofeedback al Psicoanálisis, teoría demasiado etérea para mí en los años de facultad.

La práctica de la neuropsicología muy alejada del psicoanálisis

A pesar de que la investigación de las bases biológicas de la emoción tiene más de un siglo de recorrido, las neuropsicólogas, hasta hace no demasiados tiempo, tendíamos a ignorar la influencia de las emociones en los trastornos funcionales de nuestros pacientes. Hay que decir que la ignorancia era mutua, ya que desde la Psicología Clínica, se tendía a despreciar esas bases biológicas (1).

La evidencia diaria en la clínica y el desarrollo de las investigaciones en los últimos años acerca de las redes funcionales del cerebro, han hecho visible lo evidente. Tanto ontogénicamente como filogenéticamente, no se puede separar el desarrollo de las estructuras cerebrales que median la emoción, la conducta y la cognición. Unas se asientan sobre las otras, comparten nexos y redes funcionales, y tienen influencias cruzadas. Cualquier afectación del SNC, tendrá un impacto sobre todas ellas, y es imprescindible tener esto en cuenta en la recuperación funcional de los pacientes.

Sin embargo, como aseguran Garcés y Finkel (2), aún falta por construir la teoría que integre los resultados científicos de esta evidencia.

La perspectiva desde la experiencia con el neurofeedback y el acercamiento al psicoanálisis

Desde hace unos años ayudo a mis pacientes a recuperarse de sus dificultades y déficit con Neurofeedback. Esta técnica utiliza la interpretación cualitativa del EEG (o QEEG) como base de un entrenamiento directo del cerebro. Se basa en la evidencia de que cualquier alteración del SNC, ya sea por lesión, trastorno neurológico o anímico, tiene reflejo en su funcionamiento, que podemos «visualizar» a través del EEG .

Paradójicamente, aún siendo una técnica que nace de la investigación en fisiología cerebral, el mayor desarrollo del neurofeedback se ha producido en el tratamiento de los trastornos del estado de ánimo. Las investigaciones han permitido definir marcadores de enfermedades «mentales» que indican desequilibrios en el patrón de ondas cerebrales para las distintas patologías

Marcadores neuropsiquiátricos a partir del QEEG

A través del EEG en la consulta, podemos «ver» el hiperarousal de los pacientes ansiosos, o el bloqueo emocional en los trastornos por estrés postraumático. Personalmente, esta visualización de la actuación cerebral, me lleva a recordar aquellas estructuras mentales inconscientes del psicoanálisis que estudiaba en la facultad, como el ELLO o el SUPER YO o los mecanismos de defensa como la negación. Y me pregunto si no estoy viendo a la mismísima teoría de Freud encarnada en los ritmos cerebrales.

El viaje conceptual desde el neurofeedback al psicoanálisis es totalmente personal, pero ahora entiendo la genialidad de esta teoría y de su autor al explicar, mediante metáforas y simbolismos, el funcionamiento humano y el origen de las patologías psiquiátricas a través de la comprensión de unos mecanismos cerebrales que sólo podía intuir. Supongo que muchos de los conceptos del psicoanálisis habrán evolucionado y otros se habrán quedado obsoletos, pero la base psicoanalítica me parece un buen arranque para construir esa nueva teoría integrativa del funcionamiento cerebral.

  1. Miriam Levav, «Neuropsicología de la Emoción. Particularidades de la Infancia» Revista Argentina de Neuropsicología 5, 15-24 (2005)
  2. M. Garcés y L.Finkel, «Emotional Theory of Rationality» Front. Integr. Neurosci., 05 April 2019 | https://doi.org/10.3389/fnint.2019.00011
este video os lo dejo de regalo como símil de mi rayada mental!!