¿ Existe relación entre rendimiento escolar y ser víctima o agresor en el aula?

Los estudios relacionan ser víctima de acoso escolar o ser agresor con el bajo rendimiento escolar.

El coraje es fuego y el abuso y el maltrato es humo.

Benjamin Disraeli.
Las aulas tienen que ser un lugar seguro para todos los alumnos

En los centros educativos existe una preocupación social ante las conductas violentas entre iguales de manera directa y a través de las tecnologías.

Tenemos un problema de bullying y ciberbullying que nuestra sociedad puede solucionar, ¿en el aula? ¿en casa? ¿la sociedad?

Autores como Olweus (1999) considera que «un estudiante esta siendo intimidado cuando un estudiante o grupo de estudiantes le dice cosas mezquinas o desagradables, se ríe de él o ella, le ignora, le excluye de su grupo de amigos, le golpea, le empuja, cuenta mentiras sobre él».

El bullying se puede manifestar de forma física, verbal, social y psicológica , aunque en todas estas formas afectan psicológicamente al alumno.

El ciberbullying o ciberacoso es definido por Belsey(2005) como «el uso vejatorio de algunas tecnologías de la información y de la comunicación»

Los niños que son víctimas de actos violentos o son testigos de actos violentos aprenden conductas inapropiadas, pensando que la ley del más fuerte es lo que vale o adoptan un papel de víctima en situaciones futuras.

Rendimiento académico de la víctima y del agresor.

Al explorar la relación entre el bullying y el rendimiento académico , diferentes estudios observan que las situaciones de acoso escolar hacen que alumno llegue a ausentarse del centro por temor al maltrato recibido, obstruyendo así un buen resultado académico.

Las víctimas muestran autoestima negativa, desconfianza, inseguridad, falta de confianza, irritabilidad y falta de concentración y dificultades escolares ante estas situaciones.

Víctimas

Bulling y ciberbullying

Las víctimas se muestran inseguras y aisladas en un medio como la escuela, donde deberían encontrarse seguros en sus relaciones sociales pero llega a convertirse en un ámbito de alerta constante.

El estudio PISA revela que un 18,7% de los encuestados dijo haber sufrido bullying alguna vez. Y existe una relación directa entre este fenómeno y el bajo desempeño académico de los alumnos.

De acuerdo al informe esto se debe a que los jóvenes afectados se sienten más inseguros y aislados , y están en un constante estado de guardia que los lleva a sufrir ansiedad y estrés

Agresores

Algunos estudios sobre actitudes hacia la escuela y rendimiento escolar muestran que estos suelen tener una actitud negativa hacia la escuela y el profesorado (Nalsen, Craig,Overpeek, Daluja, Ruan, 2004), y peor rendimiento escolar que las víctimas.

Los agresores al prestar menor atención en el aula , crean tensiones entre los alumnos , generan conductas disruptivas y tienen comportamientos de indisciplina.

Sin embargo las víctimas con rendimiento medio-bajo tienen una actitud hacia la escuela más positiva (Cerezo, 2011).

Aunque en ocasiones, la propia situación de víctimas aumenta el riesgo de fracaso y absentismo (Perren y Alsaker, 2006).

Existen muchos cortos relacionados pero espero que este os haga reflexionar sobre esta problemática actual, así como las consecuencias que pueden aparecer en el futuro de nuestra sociedad.


«El sandwich de Mariana». Carlos Cuaron.