PERDIDA EN EL MUNDO DE LOS POST

Será cuestión de edad, pero por más que me esfuerzo no consigo hacerme amiga de todos estos sistemas nuevos que me impone vivir en el siglo XXI. Como chica que nació en los 60, y que vivió su adolescencia enamorada de las plumas estilográficas y de los bolígrafos Parker, cuesta hacerse a estos nuevos modos de escribir y comunicar.

Todavía me gusta escribir con bolígrafo sobre papel. Y que mis hijos lo hagan también

Yo escribía para una persona en concreto. Ponía su dirección (que era la de su casa) en un sobre. Le pegaba un sello (sí, increíble, ¿verdad?). Y lo metía en un buzón (de metal, ¡os lo juro!). Semanas, a veces meses, después, llegaba un mensaje parecido, con una letra que no siempre entendía muy bien, contando cosas que habían pasado hace semanas…

Y oye… yo tan feliz!

Así que perdonad si esto me cuesta. Escribir sin pensar en una persona concreta que leerá al otro lado. Y ponerlo a disposición de cualquiera, así, sin más… Uffff!

Pero si hay que hacerlo… se hace!

Y si hay que incluir un vídeo, aunque no venga a cuento,… pues nada, también se hace!…. ¿O no? Pues va a ser que no. Parece que no encuentro ningún vídeo cargado. Y no quiero poner ninguno casero. Pero que conste que me lo he estudiado todo eh!

A ver si por lo menos puedo meter una entrada de mi twitter. Esa otra cosa infernal que me obligan a usar. (¡Cómo os odio jóvenes del mundo!)