¿QUÉ ES LA PSICOTERAPIA INTEGRATIVA RELACIONAL?

La psicoterapia integrativa relacional es una de las escuelas psicoterapéuticas más recientes. En su marco teórico se integran multitud de influencias y enfoques como la terapia Gestalt de los Fritz, el Ánalisis transaccional de Berne y la psicoterapia centrada en el cliente de Rogers.

Además, está influenciada por las perspectivas psicoanalíticas contemporáneas -especialmente de los enfoques intersubjetivos y la teoría de las relaciones objetales de Melanie Klein- ,el conductismo, la terapia familiar, la teoría del apego de Bowlby y la terapia Reichiana.

¿Por qué integrativa y relacional?

El término integrativa se refiere a la síntesis de la teoría y los métodos de la psicoterapia en cuatro áreas:

Además, se refiere al resultado de la psicoterapia:

Este libro asienta las bases de lo que es la Psicoterapia Integrativa Relacional de la Mano

«La finalidad de la psicoterapia es la integración en el interior del cliente de los aspectos de la personalidad fragmentados o fijados» (Erskine y Moursund, 2013)

El término relacional indica que la Psicoterapia integrativa relacional se centra en la relación, en aquel espacio personal, seguro, afectivo e intimo en donde establecemos nuestra interacciones.

El contacto en la relación Psicoterapéutica es uno de los ejes centrales en la Psicoterapia Integrativa Relacional

¿Cuáles son las tareas del Psicoterapeuta Integrativo Relacional?

La Psicoterapia integrativa relacional considera que el malestar psicológico es fruto del fracaso en:

  • El establecimiento de relaciones plenas.
  • Interrupciones en el contacto.
  • Necesidades relacionales no satisfechas.

Por lo tanto, una de las tareas del Psicoterapeuta Integrativo consistirá en reparar estas fallas mediante una relación terapéutica plena centrada en la:

Indagación

La indagación terapéutica se encuentra en la base de cualquier variedad de psicoterapia. El terapeuta realiza una serie de preguntas al cliente con profundo respeto e interés auténtico permitiéndole reflexionar sobre diversas partes de su self con el fin de reparar el daño.

A medida que avanza la indagación, el Psicoterapeuta se sintoniza cada vez más con el proceso del cliente. Por eso, crece más la comprensión y la claridad de por dónde seguir y de cómo dirigir la toma de consciencia del cliente al siguiente pequeño paso adelante que sea justo el correcto (Erskine, Moursund y Trautmann, 2012).

Sintonía

Es la que guía la indagación terapéutica y la que determina la naturaleza de la implicación terapéutica. Trata del “intermedio”, del espacio donde dos personas se encuentran en una especie de consciencia conjunta (Tustin, 1986; Deslauriers, 1967) .

El terapeuta ha de sintonizar a nivel rítmico, afectivo, cognitivo y regresivo tanto con las sensaciones, necesidades o sentimientos del cliente como de los límites entre ambos, validándolas.

«En la sintonía se establecen los fundamentos para la reparación de los fallos de las relaciones anteriores a través de una relación terapéutica basada en el cuidado, el soporte y la comprensión» (Erskine, 1997)

Implicación

La implicación comienza por el compromiso del terapeuta con el bienestar del cliente y el respeto a sus experiencias fenomenológicas. Evoluciona desde la indagación empática del terapeuta hacia la experiencia del cliente, y se desarrolla a través de la sintonía del terapeuta con el afecto del cliente y la validación de sus necesidades (Erskine, 2010) .

«La implicación es el resultado de que el terapeuta esté plenamente en contacto con y para el cliente de un modo que se corresponde al nivel evolutivo de su funcionamiento» (Clark, 1991)

Principios y Guías de la Psicoterapia Integrativa Relacional

Son dos los principios que guía toda la psicoterapia integrativa relacional (Erskine y Moursund, 2013):

  1. Compromiso con el cambio de vida positivo. El objetivo de la psicoterapia integrativa es la de afectar al guión de vida del cliente ayudándole a integrar sus perspectivas fijas con una aceptación abierta y flexible del aprendizaje y del crecimiento que aporta cada experiencia.
  2. Respeto por la integridad de cada cliente. A través del respeto, de la amabilidad y del mantenimiento del contacto, establecemos una presencia personal y permitimos que surja una relación interpersonal que afirme la integridad del cliente.

En conclusión, la relación terapéutica se convierte en una invitación consistente al contacto interprersonal entre cliente y terapeuta, con un apoyo simultáneo al cliente para que contacte con su experiencia interna y reciba reconocimiento externo de esa experiencia.

Ámbitos de Intervención en la Psicoterapia Integrativa Relacional

Existen cuatro ámbitos en los que puede tener lugar el trabajo terapéutico: el cognitivo, el conductual, el afectivo y el físico (Erskine y Moursund, 2013):

Cognitivo

El trabajo cognitivo surge sobre todo de la alianza terapéutica entre la neopsique del cliente -el estado del yo Adulto- y el terapeuta. Incluye elementos como la elaboración de un contrato para el cambio, la planificación de estrategias conductuales y la búsqueda de insight sobre los viejos patrones.

Conductual

El trabajo conductual consiste en incitar al cliente a llevar a cabo nuevas conductas que vayan en contra de su antiguo sistema de guión y que susciten en los demás respuestas conconsistentes con el conjunto de guiones

Fisiológico

Cuando exploramos las elecciones, decisiones y estrategias de afrontamiento, nos centramos en las respuestas del cuerpo, invitando a los clientes a que continúen haciendo una acción física o la exageren con el fin de conducirlos a una experiencia interna más profunda y experimentando la respuesta de su cuerpo como una consecuencia de su sistema antiguo de creencias con el fin de que esta disminuya.

Afectivo

Como Psicoterapeutas nuestra misión será ayudar a nuestros clientes a revisar sus experiencias afectivas y a que aprendan a enfrentarse a ellas de otras maneras, utilizando recursos que antes no disponían. El propósito de revisar experiencias emocionales fuertes en psicoterapia es encontrar un modo de llegar a una nueva perspectiva, decisisión o un modo diferente de estar.


Referencias Bibliográficas:

  • Clark, B. D. (1991). Empathic transactions in the decon­fusion of child ego states. Transactional Analysis Jour­nal, 21, 92-98.
  • Deslauriers, N. (1967). The Empty Fortress: Infantile Autism and the Birth of the Self. Archives of General Psychiatry, 17(4), 510-512.
  • Erskine, R. G. (1997). Theories and methods of an integrative transactional analysis: A volume of selected articles. TA press.
  • Erskine, R. G., Moursund, J. P., y Trautman, R. L. (2012). Más allá de la Empatía. Descleé de Brouwer.
  • Erskine, R. G., & Moursund, J. P. (2013). La psicoterapia integrativa en acción. Desclée De Brouwer.
  • Erskine, R. (2010). Vergüenza y Arrogancia: Perspectivas del Análisis Transaccional e Intervenciones Clínicas. Revista de análisis transaccional y psicología humanista, (63), 330-352.
  • Ferenczi, S. (1995). The clinical diary of Sándor Ferenczi. Harvard University Press.
  • Tustin, F. (1986). Autistic barriers in neurotic patiens. London: Karnac Books.

Para saber más…

amigdala Amor ansiedad Apego Aprender WordPress autoestima. bienestar emocional bienestar personal blog Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid Crecimiento Personal crianza Dependencia emocional desarrollo emocional Desarrollo personal Disciplina Positiva dolor educación Emociones equilibrio emocional estrés estudio longitudinal humana Incrementa tu Bienestar mindfulness Neurobiología neurofeedback neuropsicología Organizaciones Psicoeducación psicología psicología clínica Psicoterapia Psicoterapia Integrativa Relacional reacción corporal Relaciones tóxicas salud salud mental sentimiento Sintonía Terapia trabajo Visión estratégica vulnerabilidad WordPress