Salud y bienestar laboral

Alfonso se encuentra muy feliz porque hace unas semanas ha alcanzado uno de sus objetivos profesionales: ser director de deportes de una importante cadena televisiva. Durante los últimos años se ha preparado a conciencia para ello, realizando diferentes másters y cursos de especialización, además de dedicar muchas horas de su tiempo libre a mejorar las competencias necesarias para realizar óptimamente su trabajo. Los primeros días se encontraba eufónico, pero en la última semana ha tenido insomnio, se ha sentido bloqueado en algunos momentos, con dificultades para concentrar y más irritable, llegando a discutir con sus colaborares.

Según el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, “el estrés laboral es la respuesta, física y emocional, a un desequilibrio entre las exigencias percibidas y las capacidades de un individuo para hacer frente a esas exigencias”. La sobrecarga de trabajo, la promoción, la responsabilidad… se encuentran entre las principales causas del estrés laboral (Martín, 1993).

Bienvenidos

Como dedicamos gran parte de nuestro tiempo diario a las actividades profesionales es habitual que los riesgos laborales repercutan en nuestra salud y nos hagan sentir estrés (percepción de desequilibrio entre la demandas y los recursos para hacerle frente).

Definición de salud que ofreció la OMS en 1948 hace referencia «a un estado de bienestar físico, mental y social completo, y no meramente la ausencia del mal o la enfermedad»; por lo tanto es esencial el aspecto psicológico y emocional.

Según un informe de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA), el estrés provoca más del 50% de las bajas laborales, afectando al 22% de las personas trabajadoras en 2005; datos que no han descendido en la actualidad.

Mónica es enfermera, ha desempeñado su carrera profesional en la sanidad pública y actualmente se encuentra de baja médica porque se siente desbordada por los pacientes. Hay días que se pone a llorar sin encontrar el motivo y es consciente de los despistes y errores que en ocasiones ha cometido.

Las repercusiones para la salud y la productividad profesional del ‘Burnout‘ son tan graves, que la Organización Mundial de la Salud lo incluirá como enfermedad profesional.

Una definición de burnout es «una respuesta al estrés laboral crónico integrada por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional, así como por la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado. Esta respuesta ocurre con frecuencia en los profesionales de la salud y, en general, en profesionales de organizaciones de servicios que trabajan en contacto directo con los usuarios de la organización».(Fidalgo, 2005).

El alto cansancio emocional, la despersonalización y la baja realización profesional y personal son los principales indicadores de este síndrome.

Jaime es funcionario desde hace más de 15 años. Siempre ha sido un trabajador muy eficaz y responsable y ha mantenido muy buenas relaciones con sus compañeros y jefes. En su último de su trabajo recibió una felicitación en público por el subdirector. A partir de ese momento, su jefe directo le asigna los nuestros proyectos a otras personas y le pide que ordene los expedientes atrasados.

Ruth es camarera en un hotel y además de los riesgos de su puesto de trabajo, desde hace un tiempo nota más presión en su trabajo. La situación empezó poco a poco, casi sin darse cuenta, el maitre del hotel comenzó a decirle “!Trae esto, guapa!, Date prisa, mona” y de ahí paso a los piropos: ¡ese delantal sí que te queda bien! y frases de este tipo; con el paso del tiempo se ha convertido en una pesadilla porque las situaciones han ido subiendo de “tono”, las frases las dice delante de clientes y al pasar cerca de ella la roza.

El acoso psicológico, siguiendo la definición del Organismo de referencia en España es: “Exposición a conductas de violencia psicológica, dirigidas de forma reiterada y prolongada en el tiempo, hacia una o más personas por parte de otra/s que actúan frente aquella/s desde una posición de poder (no necesariamente jerárquica). Dicha exposición se da en el marco de una relación laboral y supone un riesgo importante para la salud”. (Fidalgo, 2009).

El acoso sexual es el principal problema de las mujeres en España según un Estudio de Ipsos, siendo un delito que prácticamente no se denuncia y como ha quedado demostrado con el movimiento MeeToo, la prevalencia en todos los sectores es muy elevada, aunque muy pocas las mujeres que reciben el apoyo necesario por parte de sus compañeros.

Recientemente, el programa de televisión Salvados ha iniciado su nueva temporada con un programa dedicado al Acoso Sexual.

La Ley de prevención de Riesgos Laborales indica que las empresas y sus responsables empresariales deben cuidar la salud de las personas trabajadoras, para ello se deben poner en marcha de acciones de evaluación, prevención, formación, vigilancia de la salud y reparación de las situaciones anteriormente indicadas: estrés, ‘Burnout’ y acoso.

El Colegio de Psicología ha mostrado en numerosas ocasiones su compromiso con la salud y el bienestar laboral, por ejemplo mediante la realización de jornadas en las que se abordan estas temáticas en profundidad en referencia al Día Internacional de la Salud en el Trabajo.

Referencias:

Fidalgo, M. (2005), Nota Técnica de Prevención 704: Síndrome de estar quemado por el trabajo o «burnout» (I): definición y proceso de generación, Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Fidalgo, M. y otros (2009) NTP 854: Acoso psicológico en el trabajo: definición, Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Martín, F. (1993), NTP 318: El estrés: proceso de generación en el ámbito laboral, Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.